para prevenir el uso de contenciones mecánicas

Suscríbete

  • ¿Es posible reducir, o incluso eliminar el uso de contenciones mecánicas?

  • Pero entonces ¿qué sucede si un paciente se muestra especialmente agresivo y la situación se vuelve incontrolable?

  • ¿Existen alternativas?

Vamos a exponer de forma breve y clara, pero a la vez realista y profesional, temas importantes relacionados con la Tendencia Cero contención mecánica.

Desde hace un par de décadas existe un movimiento internacional que aboga por el desuso de la contención mecánica en pos de un manejo más humano y con técnicas menos restrictivas. Son numerosos los países que se han sumado a esta tendencia. Para conseguirlo, se muestra necesario hacer un cambio de cultura en los profesionales sanitarios y una modificación de la legislación vigente.

Por ser éste un asunto que repercute directamente tanto en la salud de los pacientes, como en la seguridad de los profesionales sanitarios, desde EVO hemos decidido realizar una serie de vídeos que darán muchas ideas para conseguir reducir el uso de contenciones mecánicas. Algunos de los temas que abordaremos ya son conocidos por muchos de vosotros, pero consideramos importante proponer un enfoque actualizado. Nos gustaría mucho que nos acompañéis en este viaje y que nos comentéis vuestras experiencias y propuestas, que seguro serán valoradas muy positivamente por vuestros compañeros.

En este vídeo voy a explicar de forma simple los sentimientos y emociones que pueden aparecer en una persona hospitalizada, contextualizado en el momento actual por la pandemia del COVID-19, y también, a modo de recordatorio, algunas técnicas que han demostrado ser útiles en el manejo de conductas vulnerables de acabar en agitación.

En la actualidad, las personas internas en los hospitales por Covid-19 tienen menos posibilidad de interacción, por lo que sienten aburrimiento y frustración. El confinamiento genera inquietud y nerviosismo, las noticias que reciben suelen ser negativas y estar alejado de sus seres queridos provoca menor tolerancia en aspectos en los que, en otra situación, serían más transigentes.

La persona ingresada y aislada puede presentar estas emociones:

  • Es normal que se sienta SATURADO, FRUSTRADO, ASUSTADO, ENFADADO, CONFUSO…
  • Es previsible que tenga un alto nivel de ESTRÉS. Esto podría ocurrir cuando nos negamos a alguna de sus demandas, por falta de recursos normalmente.
  • Puede haber sensación de INDEFENSIÓN, pues el ingreso es un momento en la que el personal asistencial ejerce un control total sobre la persona.

Como el aislamiento puede ocasionar impacto negativo en la persona, es importante tener en cuenta las emociones, interpretarlas adecuadamente y pedir ayuda a nuestro entorno. En este caso, los profesionales sanitarios debemos prestar especial atención para poder mostrar PROXIMIDAD e INTERÉS en el estado de los pacientes de forma individualizada.

Intentemos que el paciente tenga una RUTINA, facilitemos en la medida de lo posible un DESCANSO adecuado y facilitemos DISTRACCIONES que colaboren en la desconexión de lo que está viviendo como paciente.

Las personas a las que tratamos pueden estar nerviosas y asustadas. Necesitan que mostremos tranquilidad y seguridad en lo que estamos haciendo para reducir esa preocupación.

Es sumamente importante anticiparnos a las posibles respuestas anteriormente citadas, que la persona ingresada y aislada puede presentar.

Todas estas emociones pueden desencadenar un episodio de irritabilidad que provoque conductas violentas y el paciente se agite. Para evitarlo intervendremos, en la medida de lo posible, en cuanto detectemos alguna de estas emociones, intentado satisfacer las necesidades, buscando alternativas si las hubiera o, explicando el motivo por el cual en ese momento no es posible satisfacer su necesidad.

Este Real Decreto (664/1997, de 12 de mayo, sobre la protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes biológicos durante el trabajo) en su Art. 6 sobre reducción de los riesgos, entre otras cita unas medidas que deben adoptarse:

Reducción, al mínimo posible, del número de trabajadores que estén o puedan estar expuestos.

Adopción de medidas de protección colectiva o, en su defecto, de protección individual, cuando la exposición no pueda evitarse por otros medios.

Es útil que el  personal  que asiste al enfermo hospitalizado adopte una actitud comprensiva, dialogante y abierta, acogedora, sin autoritarismo, debemos brindar seguridad y confianza. Con ello minimizaremos conductas imprevistas que requieran atención de urgencia ante las cuales, no podríamos seguir las  recomendaciones brindadas por los organismos sanitarios por la celeridad de la actuación (como evitar contacto físico estrecho), siendo esto un riesgo de contagio para los profesionales

Atención especial en Salud Mental

La mayoría de las unidades de salud mental son salas cerradas en las que los pacientes están en contacto constante unos con otros. Con el aislamiento por coronavirus, no pueden salir a la calle, no pueden entrar a verlos, no pueden realizar demandas a familiares o amigos: comida, revistas, música… ¡No pueden salir a fumar!  Debemos, en la medida de lo posible facilitar alternativas para el entretenimiento.

Siguiendo estas pautas y otros muchos consejos que os daremos en otros vídeos para diversas situaciones concretas, estaremos haciendo todo lo posible por nuestra parte para reducir el uso de contenciones mecánicas, y sobre todo, podremos desarrollar nuestro trabajo en un entorno más seguro y confortable para los pacientes, para los compañeros y para nosotros.

Así que no te pierdas ninguno de nuestros vídeos y suscríbete ahora mismo ¡no te olvides de darle a la campanita!

Entendemos que aplicar en tu trabajo muchas de las cosas que hemos explicado puede no resultar sencillo. Es normal, manejar situaciones delicadas requiere práctica y entrenamiento, por eso en EVO Training Institute impartimos talleres y cursos en los que los profesionales aprenden a gestionar con seguridad episodios de agitación a través de la práctica y en función del contexto en el que ellos suelen desenvolverse en su día a día. Puedes consultar nuestros programas y cursos en esta web y contactarnos si deseas una formación de este tipo adaptada a tu institución.

Alonso Pérez
Enfermero asistencial e Investigador
Mi perfil en LinkedIn

BIBLIOGRAFIA

Garriga, M., Id, O., Vieta, E., Id, O., Letter, E., Count, W., … Street, B. V. (2020). The role of Mental Health Home Hospitalization Care during the COVID-19 pandemic. 2405, 0–2. https://doi.org/10.1111/acps.13173

Real Decreto 664/1997, de 12 de mayo, sobre la protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes biológicos durante el trabajo. Recuperado de: https://www.boe.es/buscar/doc.php?id=BOE-A-1997-11144