Suscríbete

  • ¿Son los cambios posturales efectivos en la prevención de las lesiones por presión (LPP)? 

  • ¿Cómo se deben realizar para que sean realmente efectivos? 

  • Te ayudamos a evitar las LPP de las personas encamadas a través de unos sencillos consejos sobre movilización.

Las lesiones por presión (LPP) son lesiones de la piel que pueden afectar al músculo e incluso al hueso y están causadas por una combinación de factores entre los que destacan la presión, la fricciónel cizallamiento y la humedad. 

Los primeros estudios demostraron que se puede producir una lesión si se supera una presión determinada en el tejido capilar arterial de 32 mmHg.  

Estudios posteriores evidencian que factores como la presión y el tiempo son inversamente proporcionales, es decir:

  • + presión y – tiempo = pueden dar lugar a una LPP
  • – tiempo y + presión = pueden dar lugar a una LPP

Estos dos factores es muy importante tenerlos en cuenta.  Por tanto, el cumplimiento de los cambios posturales es indispensable, salvo contraindicación. 

Recomendaciones para la práctica clínica 

  1. Reposiciona a los pacientes para reducir la duración de la presión sobre las áreas vulnerables, incluyendo las prominencias óseas y los talones 
  2. Limita la elevación del cabecero de la cama a 30º, salvo contraindicación 
  3. Registra los cambios posturales, especificando la frecuencia y la posición adoptada, haz una evaluación adecuada mediante escalas estandarizadas. 

En pacientes encamados, por norma general, se recomienda realizar cambios posturales cada 2-3 horas, rotando entre decúbito lateral derecho (DLD), decúbito supino (DS), decúbito lateral izquierdo (DLI) y decúbito prono (DP) si se puede.

En las posiciones de decúbito lateral no se recomienda sobrepasar los 30º de lateralización, a fin de evitar apoyar el peso sobre los trocánteres.

Si la persona no responde como se espera a la rotación de cambios posturales, será necesario replantearse la frecuencia y el método empleado. 

En pacientes que se encuentren sobre Superficies Especiales (SEMP), la frecuencia de los cambios posturales puede aumentar hasta 4 horas. Ejemplo de estas superficies son los colchones y cojines viscoelásticos, colchonetas y cojines de aire, colchonetas y colchones-cojines de fibras especiales

¡Y recordad que es muy importante realizar una evaluación previa, un seguimiento y un registro! 

Si te ha parecido interesante subscríbete a nuestro canal para que no te pierdas ningún video. 

Lara Alamín
Terapeuta Ocupacional y Técnica formadora
Mi perfil en LinkedIn

BIBLIOGRAFIA
  • García Fernández FP, Soldevilla Agreda JJ, Pancorbo Hidalgo PL, Verdú Soriano J, López Casanova P, Rodríguez Palma M. Clasificación-categorización de las lesiones relacionadas con la dependencia. Documentos Técnicos. GNEAUPP  II. Grupo Nacional para el Estudio y Asesoramiento en Úlceras por Presión y Heridas Crónicas. Logroño. 2014.